«NI CALVO NI CON DOS PELUCAS»

EN ESPAÑA TENEMOS TENDENCIA A EXAGERARLO TODO: «El confirming o factoring inverso»

Siempre digo lo mismo y siempre ocurre lo mismo. Cuando descubrimos un producto financiero lo llevamos al extremo. Y como siempre «CALVOS O CON DOS PELUCAS». No existen productos financieros buenos o malos sino productos financieros adecuados o no para una persona, ya sea física o jurídica.

El confirming es un excelente producto. ¿Y en qué consiste realmente?

El confirming consiste en que las empresas (clientes) pueden atrasar los pagos a los proveedores mediante un acuerdo con las entidades financieras ( y éstas pueden asumir el riesgo de impago o no). Por otra parte, los proveedores pueden cobrar al instante mediante un descuento o esperar al vencimiento que la empresa cliente ha acordado con la entidad financiera.

Muchas veces conviene al proveedor cobrar al instante porque tal y como están los tipos de interés, el descuento a aplicar no es exagerado y de esta forma tiene la liquidez asegurada.

Aplazar el pago a proveedores

Otra de las ventajas que presenta el confirming es su forma de contabilizarlo. Se contabiliza como acreedores comerciales y no como deuda financiera. Pero claro, esto llevado al límite, en cierta forma, es tener unas cuentas algo falseadas porque cuando vienen mal dadas nos encontramos con que la empresa tiene un endeudamiento financiero muy superior al que parecía en un principio.

Boletín noticias y ofertas de  WorkCapital

 

[siteorigin_widget class=»SiteOrigin_Widgets_ContactForm_Widget»][/siteorigin_widget]